SÍNTOMAS DE HIPERCAPNIA


La hipercapnia es una condición que implica un aumento exagerado del volumen de CO2 en la sangre arterial, y puede llegar a provocar serias complicaciones si no se diagnostica a tiempo y se trata de la manera adecuada. Por eso, a continuación mencionaremos cuáles son los síntomas de hipercapnia y qué tipo de tratamiento puede aplicarse para contrarrestar sus efectos.

Síntomas de hipercapnia

Básicamente, la hipercapnia puede desarrollar en el paciente síntomas tenues y otros más graves.

Los síntomas de hipercapnia que se consideran leves incluyen:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Cansancio y pérdida de enfoque visual.
  • Dolores de cabeza.
  • Mareos y desorientación.
  • Sensación de que falta el aliento.

Por otra parte, los síntomas de hipercapnia severa son mucho más delicados y pueden afectar enormemente la capacidad respiratoria del paciente. En contraste con la hipercapnia leve, el cuerpo del afectado no es capaz de luchar contra los síntomas graves tan eficaz y rápidamente, pudiendo provocarse un cese de las funciones del sistema respiratorio.

Por tanto, no dude en consultar con su médico si acaso presenta síntomas como:

  • Dificultad respiratoria.
  • Paranoia o depresión.
  • Arritmia.
  • Espasmos musculares anormales.
  • Hiperventilación.
  • Ataques de ansiedad.
  • Desmayos y pérdida temporal del conocimiento.

tratar síntomas de hipercapnia

Cómo tratar los síntomas de hipercapnia

En cuanto al tratamiento indicado para tratar los síntomas de hipercapnia, éste va a depender de la causa o factor que haya provocado su aparición. Entre las soluciones para este problema se cuentan:

  • Ventilación, especialmente indicada ante los síntomas más graves, con el objetivo de permitir que el paciente pueda respirar con normalidad, obteniendo suficiente oxígeno y equilibrando sus niveles de dióxido de carbono.
  • Medicamentos y fármacos, incluidos los broncodilatadores y los corticosteroides inhalados o por vía oral, así como antibióticos para tratar las infecciones del tracto respiratorio, como la bronquitis y la neumonía.
  • Terapias, como por ejemplo la oxigenoterapia y la rehabilitación pulmonar, destinadas a mejorar los síntomas de hipercapnia y a evitar posibles complicaciones.
  • Cirugía, en los casos más delicados que suponen daños mayores en los pulmones o requieren un reemplazo de las vías respiratorias.

De cualquier manera, recuerde que consultar con un médico será siempre el primer paso, antes de optar por cualquier tratamiento.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…